Fracking en Colombia ¿sí o no?

Sin duda alguna el fracturamiento hidráulico o fracking como es conocido, es una técnica que divide opiniones sobre el desarrollo de Colombia, pasando por discusiones de tono político, social, ambiental, técnica y por qué no, cultural, pero, ¿Qué tanto conocemos de esta técnica y por qué genera tanta desconfianza? ¿Qué es el fracking? Primero hay que entender que el fracturamiento hidráulico es una técnica que busca mejorar la permeabilidad de las formaciones que contienen hidrocarburos, mediante microfisuras en la roca de varios metros de longitud y unos milímetros de espesor, de esta manera el gas y el petróleo pueden surgir hacía el pozo y subir a la superficie. El proceso de esta técnica consta de una mezcla de agua, arena y productos químicos que es inyectada al subsuelo a alta presión con el fin de fracturar la roca y liberar los hidrocarburos que se encuentran la parte más profunda del subsuelo. ¿Qué pasaría en nuestro país si en los próximos años no se encuentran más reservas de hidrocarburos? La incertidumbre es grande, pues la inquietud de los geocientíficos, llamados a buscar nuevas alternativas para incrementar las actuales reservas de hidrocarburos en el país es latente, ya que cambiar la dependencia del petróleo, en el corto plazo, es un tema que no se ve fácil, especialmente si tenemos en cuenta que actualmente el 95% del transporte (terrestre, aéreo y marítimo) depende de esta fuente de energía y no se vislumbra que en los próximos 20 años esta situación vaya a cambiar de repente. ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de esta práctica? Ventajas puede tener varias, ya que Colombia tiene la necesidad de que los hidrocarburos sean por los siguientes años la base de la economía, la transición energética llevará tiempo y por eso se debe tener en cuenta esta técnica para que se garantice la autosuficiencia energética con lo que crecerá el PIB, en lo que se define como más empleos e inversión. La única desventaja del fracking es que no se ponga la lupa encima, que no se garantice su seguridad y que no se cumplan con todos los organismos de vigilancia bajo esta práctica, hoy más que nunca Colombia tiene un alto porcentaje de desconfianza en cuanto los nuevos proyectos que se plantean para desarrollo del mismo, por temas técnicos, tecnológicos y sobre todo de corrupción, pero es la oportunidad perfecta para demostrar que las cosas se pueden hacer bien y que es Colombia la que tiene que salir ganando. La oportunidad esta sobre la mesa y hay que aprovecharla.

Deja un comentario